Mediación resiliente.

El Big Bang de la Resiliencia.

Partimos de la idea de que las personas están en constante evolución, por su necesidad vital de adaptarse a los cambios del entorno. Cuando dichos cambios se producen de forma brusca, imprevista y con un potente impacto negativo en la vida de las personas y/o grupos, el proceso de asimilar las nuevas circunstancias resulta traumático. Sin embargo y a pesar de ello, muchas personas logran superarlo, e incluso pueden ayudar a otras a salir adelante.

En este artículo realizo un acercamiento a la RESILIENCIA, que seguiré desarrollando en posteriores publicaciones, ya que considero que con la situación de confinamiento, y la crisis que viviremos con posterioridad, es necesario despertar esas “reservas anímicas, psicológicas y relacionales” que TODA PERSONA tiene, y que debemos activar. 

¿Qué es la Resiliencia?

Podemos definirla como la capacidad que desarrolla una persona o grupo de personas (incluidas las familias) para enfrentar, superar y sobreponerse a los problemas y situaciones críticas.

¿Cuál es el objetivo de ser resliente?

El objetivo principal es lograr eliminar las emociones y pensamientos negativos que de forma instintiva y natural surgen cuando perdemos el control de la situación y sentimos que estamos en peligro. De esta manera, tomamos conciencia de nuestras habilidades para enfrentar el problema objetivamente y encontrar soluciones creativas.

¿Cuáles son las ventajas de la Resliencia?

  • Se desarrolla una actitud proactiva, voluntad de acción y capacidad de decisión, que nos permite analizar de forma positiva las expectativas de superar el conflicto provocado por la situación de crisis o emergencia, porque comprendemos que podemos solucionarlo.
  • Conseguimos transformar una experiencia negativa y traumática en un proceso de crecimiento y evolución personal, grupal y social.

¿Qué características tiene la persona resiliente?

Debemos tener claro que una persona resiliente también sufrirá y sentirá dolor, enfado, miedo, ansiedad y estrés, etc. La diferencia está en que no se dejará dominar por estas emociones y pensamientos, porque busca su bienestar y el de quienes le rodean. Por ello hará todo lo posible por solucionar el problema, poner las medidas para que no vuelva a suceder y estar preparado para futuras contingencias.

Las principales características que identifican a una persona resiliente son:

  • Positivismo: enfrentan el problema y están convencidos de que tiene una solución, por pequeña que sea.
  • Confianza en sí mismos: conocen sus puntos fuertes y sus habilidades, y los aprovechan.
  • Conocen sus límites y los aceptan: reducen el estrés y la ansiedad por crearse expectativas que no pueden cumplir y no malgastar sus recursos.
  • Se apoyan en las personas de confianza que les permite desahogar las naturales emociones de dolor, sufrimiento, ansiedad y estrés, y que las ayuda a conectar con sus valores, capacidades y habilidades.
  • Flexibilidad, para aceptar los cambios y adaptarse a ellos de la mejor manera y con el menor daño posible.
  • Actitud proactiva y colaboradora.
  • Sentido del humor: tenemos que recordar y aceptar que igual que una persona necesita llorar, también necesita reír. Por supuesto, cuando es el momento.
  • Ética: toda persona tiene su escala de valores, y es fiel a la misma. Adaptarse a la nueva situación no es perder esa escala, es enriquecerla con las nuevas experiencias.

¿Qué es la Mediación Resiliente?

A modo de introducción, podemos decir que la Mediación Resiliente permite que, a través de la comunicación (verbal y no verbal), las partes descubran su capacidad de afrontar el conflicto de forma positiva y constructiva,  Esto les permite aprender de sus habilidades, integrarlas como parte de una evolución personal y social/grupal. y asimilarlas como experiencias, que luego pondrán en práctica para un nuevo proceso de cambio.

Para desarrollarla hay que tener en cuenta dos aspectos interconectados:

  • Como método, el Mediador resiliente orienta a las partes hacia un enfoque positivo y constructivo del conflicto. La legitimación se convierte en el cauce para eliminar las emociones negativas, estimular la voluntad de participar en el proceso mediador y fomentar una actitud creativa para encontrar soluciones que finalicen el conflicto, estabilizar las relaciones y fortalecer la capacidad de resolver futuras controversias.
  • Como recurso, el Mediador resiliente logra que las personas identifiquen sus puntos fuertes y acepten sus límites. Así podrán desarrollar cualidades personales y habilidades sociales que les ayudarán a enfrentar el problema, identificar el origen del conflicto, buscar recursos creativos y finalizar el conflicto.

Hay que tener en cuenta que el proceso mediador empieza cuando la persona o grupo inicie su propio PROCESO RESILIENTE: cambiar hacia una actitud positiva y proactiva que transforme su realidad en un proceso de cambio y vea que puede encontrar solución al conflicto. Una vez aceptado este nuevo escenario, el proceso mediador podrá desarrollarse con expectativas de éxito.

Por último, el Mediador resiliente, como característica principal, debe tener un fuerte control de sus emociones en situaciones de estrés y para enfrentar el dolor. Pero además, debe comunicar de forma que transmita seguridad y confianza a las partes para poner en práctica su capacidad de sobreponerse y superar la crisis.

Fuentes consultadas.

“La Resiliencia”. Psicoguía sobre la Resiliencia. Autora: Elena Echevarría. https://psicoguias.com/resiliencia/

“Los 7 Pilares de la Resiliencia”. Autores: Eleonora García Quiroga, Claribel Morales de Barbenza,Universidad Nacional de San Luis, Argentina https://institutosalamanca.com/blog/7-pilares-resiliencia/

“Mandala de la resiliencia”. Publicado por la entidad Mi espacio Resiliente (M.E.R.)   https://miespacioresiliente.wordpress.com/2013/04/08/mandala-de-resiliencia/

Recuerda

Un cambio de actitud no es vanalizar el problema. Es el primer paso para encontrar una solución. Y No estás al límite de tus recursos, estás descubriendo otros nuevos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *